El empleo de community manager es y seguirá siendo una de las contrataciones más importantes que una marca puede hacer. Por ello es esencial asegurarse de que estos jugadores clave tengan buenos hábitos que ayuden a asegurar el éxito.

En «Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva», Stephen R. Covey presenta un marco para la eficacia personal que proporcionó un mapa hacia el éxito para millones.  En honor a él, presentamos los 7 hábitos de un community manager altamente efectivo:

Apasionado. Muchos empleadores buscan un interés manifiesto, bien sea  en deportes, música, moda, viaje, ya que una persona apasionada suele tener la costumbre de llegar temprano, quedarse hasta tarde y trabajar los fines de semana porque les gusta lo que hacen, no porque sea un trabajo. ¿Una combinación exitosa? Pasión e interés por la marca apropiada con una comunidad centrada en torno al mismo tema.

Con gran personalidad. Si bien ser un gran comunicador es esencial, también es importante tener personalidad. Las marcas sociales más exitosas tienen ese «algo» que va más allá de la palabra y que combina conocimiento, confianza, y humor para dar de que hablar.

Organizado y flexible. La gestión de una comunidad es compleja. Los mejores community managers son buenos planificadores y mantienen calendarios de comunicación detallados. Planean en torno a eventos clave, pero son conscientes de que pueden surgir eventos externos que requieran un cambio en la planificación.

Creativo. Una cualidad extremadamente importante y a la vez  difícil de encontrar en un community manager es la creatividad. La capacidad de desafiar el pensamiento convencional y no tener miedo de probar cosas nuevas. Debido a su pasión y personalidad a menudo buscan nuevas perspectivas y son abiertos a nuevas ideas.

Sensible y proactivo. Es importante que sepan escuchan y responder rápidamente, pero los mejores incluso pueden ir más allá, pueden básicamente intuir y responder a las necesidades futuras de su comunidad, debido a su profundo conocimiento de la comunidad y su reacción al contenido durante un periodo prolongado de tiempo, pueden anticiparse a las necesidades de su audiencia.

Colaborativo. Para construir una comunidad comprometida se necesita un equipo de trabajo. Los mejores community managers trabajan bien con los demás. A menudo se construyen equipos multi-funcionales para facilitar el intercambio de ideas que impulsa la innovación.

Analítico. Es vital conocer a su comunidad. Valerse de las herramientas disponibles para entender quiénes son sus fans y seguidores, y cómo estos responden, y aprovechar ese conocimiento para optimizar las interacciones y ganar su confianza con el tiempo.

Tomado de: http://www.clickz.com/clickz/column/2192675/the-7-habits-of-highly-successful-community-managers

Comunícate con nosotros...