David Meerman Scott definió el Newsjacking como “el proceso mediante el cual inyectas tus ideas o ángulos en las noticias más relevantes, en tiempo real, para generar cobertura de los medios para tu empresa o para ti mismo.”

Newsjacking y trendjacking surgen de la contracción anglo de news-noticias, y trend-tendencia, con hijacking que significa secuestrar o adueñarse, es decir, adueñarse de las noticias o tendencias, una estrategia de marketing que no es del todo nueva, pero que ha ganado peso con el constante e indetenible crecimiento de las redes sociales.

Cuando el Ice Bucket Challenge (Desafío de la cubeta helada) comenzó a inundar las redes sociales, Samsung aprovechó la oportunidad para presentar una característica especial de su nuevo Galaxy, a prueba de agua, siendo los primeros en someter a un teléfono al desafío, convirtiendo el fenómeno viral en publicidad para la marca, al mismo tiempo que generaba conciencia para una causa.

Eventos deportivos como la Copa Mundial o las Olimpiadas, eventos sociales como bodas famosas o entregas de premios, son oportunidades de oro para implementar esta estrategia. `Por ejemplo, cuando la boda Real entre Kate y William comenzó a ser tendencia en todas las RRSS, Coca Cola publicó una imagen de dos botellas brindando por los novios. Más recientemente, durante un apagón en el Super Bowl, marcas como Oreo, Audi, y  Walgreens con su tweet «tenemos velas», saltaron inmediatamente con un despliegue de creatividad que dio como resultado más de 3 mil RTs en cada caso (15 mil para Oreo).

Tanto el newsjacking como el trendjacking, permiten dar relevancia a una marca en determinado momento, y ayudan a crear simpatía por la marca, por ejemplo al solidarizase con una causa, aumentando la fidelidad y el engagement. Pero el newsjacking no significa zambullirse de lleno en una noticia; ser pertinente y oportuno es tan determinante como ser creativo y veloz. Se trata de aprovechar, al momento, la oportunidad de insertar a tu marca en el ojo del huracán, por lo tanto es necesario estar a la caza de eventos congruentes con la marca, o al menos tener la creatividad para darle el giro necesario para que tengan pertinencia sin que se vea forzado. También es determinante saber cuándo no es conveniente participar, para no salir mal parado. Por ejemplo, por muy comentado que sea el conflicto Gaza-Israel, estaría muy mal visto hacer newsjacking sobre esto. Muchas marcas se han aventurado en temas polémicos o en momentos inoportunos como desastres naturales, generando reacciones negativas en la audiencia.

En fin, ¿qué se necesita para hacer un buen newsjacking?

  • Examinar constantemente las conversaciones y tendencias en las redes sociales.
  • Estar alerta ante noticias polémicas o impactantes.
  • El contenido debe ser bueno. Entrar en una noticia no implica lanzar un contenido improvisado, al contrario, implica planificar al momento y crear un contenido adecuado, interesante y de buena calidad.
  • Ser ágil, veloz y oportuno. De nada serviría publicar hoy un post sobre el apagón del Super Bowl. La oportunidad se pierde incluso en cuestión de pocas horas.
  • Cuidar el tono, utilizar un humor inteligente y creativo, que no sea ofensivo.
  • Analizar el entorno social, político y económico de la noticia. Y si se trata de un tema sensible, que pueda generar reacciones negativas, es mejor evitarlo. A no ser que implique solidarizarse con alguna causa, y aun así, es un campo minado en el que hay que caminar con mucha sutileza.
Comunícate con nosotros...