Al emprender un negocio digital, nos enfrentamos a numerosos retos, que con esfuerzo y metodología pueden dar grandes frutos.

Sin embargo, cuando las personas están habituadas a trabajar en una oficina, a veces se les dificulta dejar atrás el modelo de empleado corporativo, en especial porque un empleado puede descansar al final de sus horas de trabajo, puede cometer y arreglar errores hasta la perfección, y no debe ejercer múltiples funciones. Si deseamos emprender un negocio digital, debemos estar listos para hacer ciertos sacrificios.

Anteriormente hicimos una entrega sobre Cómo sobrevivir el salto de empleado a emprendedor, hoy traemos una infografía sencilla con los aspectos más importantes que te permitirán dar ese salto y estar preparado.

Ser emprendedor digital

Comunícate con nosotros...