Dentro del marketing la combinación de audacia y creatividad cobra un significado particular a la hora de poner en práctica destrezas para procurar el crecimiento de marcas y llevar ventaja herramientas para manejar redes sociales. Se trata del Growth Hacking, que según el análisis del término se refiere a crecimiento (Growth) con astucia (Hacking en una de sus acepciones), aplicado entonces, a la habilidad de programar soluciones creativas de software que brinden alternativas atractivas ante circunstancias de la vida real.

Se interpreta como una novedosa estrategia de posicionamiento para fomentar el crecimiento de empresas o marcas de manera rápida mediante astucias aplicadas en los diferentes canales de marketing a muy bajos costos. Las acciones de un Growth Hacker están enfocadas al crecimiento escalable y estable, no solo de visitas, si no de clientes, prescriptores y facturación.

Es un término moderno identificado como tal por el exitoso empresario Sean Ellis en el año 2010, como una filosofía mediante la cual se crean acciones concretas y rápidas que convierten un negocio desconocido en una empresa de verdad cuyo norte sea el crecimiento sostenido.

Es una tendencia que abarca procesos, programación y estrategias de marketing adaptada en startups para maximizar su impulso y aumentar el número de usuarios con una inversión de tiempo y esfuerzo mínimos.

Una de las características del Growth Hacking que llama la atención de los emprendedores, es que da prioridad a los canales de crecimiento gratuitos o de bajo costo a través de fórmulas alternativas como el marketing de contenidos, el marketing viral, la optimización de la conversión mediante la mejora de la usabilidad y el copywritting, entre otros.

Dentro de las recomendaciones para implementar Growth Hacking se mencionan:

  • Conocer bien el servicio, pero por encima de todo, los tipos de usuarios, sus problemas y necesidades porque ahí está el éxito.
  • Identificar las ventajas para garantizar crecimiento sostenible
  • Buscar visibilidad y atracción
  • Promover la viralidad
  • Realizar pruebas, medir y escalar
  • Lograr la fidelidad

Entre algunas de las startups con más éxito que han puesto en marcha esta estrategia se cuentan:

Twitter: Con recomendaciones de a quién seguir dependiendo tus intereses y comportamiento

Uber. Ofrece descuentos cada vez que las personas comparten su código

Facebook. De boca en boca logró crecimiento hasta convertirse en uno de los gigantes de redes sociales

Booking. Muestra el número de habitaciones disponibles aplicando el marketing de urgencia, forzando a los usuarios a decidir rápidamente.

Airbnb. Publicó nuevos listados en Craigslist para aprovechar su gran audiencia.

Instagram. Al postear una imagen en Instagram, permite hacer un link con diferentes redes sociales

Paypal: Creó un bot que compró muchos artículos de eBay utilizando Paypal, animando a eBay a que los agregue como método de pago predeterminado.

Dentro de las principales herramientas de crecimiento del Growth Hacking destacan Google Analytics, Inspectlet, Hubspot, Buffer.

Esta estrategia altamente técnica con resultados rápidos, que a menudo rompe las «reglas» establecidas alrededor del marketing que otros siguen, no debe perderse de vista.

Comunícate con nosotros...