El Personal Branding es una rama del marketing la cual surgió ya hace muchos años atrás pero que recién está tomando ¨fama¨ en Latino américa en estos últimos años. El Personal Branding se encarga de desarrollar, gestionar y promover tu marca personal para que así puedas experimentar grandes éxitos en la vida.

Vivimos en tiempos diferentes. Trabajar 15 años en una empresa ya no es objetivo de nadie.  Hoy las empresas ya no contratan solo por la experiencia laboral y los títulos universitarios. Ni tampoco los consumidores compran solo productos.

Hoy las empresas contratan talentos, personas con no solo las aptitudes requeridas sino con la actitud requerida para representar a la empresa de manera exitosa.

Ya las personas no compran solo productos, compran marcas, compran historias.

Actualmente, con el alcance infinito a la información que tenemos, la competitividad ha aumentado por lo que debemos de encontrar maneras de sobresalir del montón.

El Personal Branding te permite pensar en ti mismo como una marca y brindar valor a tu audiencia con el fin de sobresalir en un mercado altamente competitivo. Inscríbete en nuestro curso y vas a adquirir los conocimientos y competencias necesarias para desarrollar, optimizar y ejecutar un Plan de Marca Personal, con el objetivo de diferenciarte, conseguir relevancia y reputación ante un público objetivo; tanto desde el punto de vista personal, como profesional. Ingresa aquí para mayor información.

¿Por qué necesitas aplicar el personal branding?

Pienses en lo que pienses, lo normal es que haya una decena de empresas o profesionales capacitados para satisfacer tu necesidad o resolverte un problema.

 Además, desde el comienzo de la crisis económica, muchos habituales empleados por cuenta ajena se han visto “forzados” a abrazar el autoempleo. Por lo tanto, el mercado de los freelances también se ha saturado en los últimos años.

Ante la saturación, solo hay una manera de triunfar y destacar: la marca personal o el branding corporativo. Si eres distinto a los demás, si tu imagen se recuerda y si toda tu filosofía y estrategia es acorde a lo que los clientes buscan, tú serás su primera opción.

Gracias a la marca personal y branding corporativo puedes generar mucho más beneficio que tus competidores. Si hay dos marcas que ofrecen exactamente lo mismo, siempre venderá más aquella que se haya posicionado mejor.

Y ahí es donde está la característica principal de la marca personal y branding corporativo: el poder de venta. Una buena marca atrae más clientes, puede vender a un precio superior e incluso elegir con quien trabajar y con quién no. El trabajo les llega, no tienen que ir a buscarlo.

Formas de crear tu Marca Personal

En el siglo XXI, todos seremos Agentes Libres, aunque trabajemos dentro de una empresa. Tu valor en el mercado va a estar en función del valor que puedas aportar y del potencial que perciba el cliente o quien te contrate. La forma más creativa y práctica de hacerlo es creando tu propia marca.

1. Ten un blog o una página web realmente atractiva.

Esto es casi obligatorio. Como mínimo, necesitas una página personal donde publiques tu curriculum y hables de tus proyectos. Demuéstrale al mundo quién eres. Otra forma de hacer que tu página sea extraordinaria es incluir una publicación periódica o un blog que consiga que la gente vuelva para discutir temas interesantes.

2. Crea una red sólida.

De nada sirven las características y ventajas que puedas tener a nivel personal o profesional si nadie te conoce. Contacta con gente en cuanto tengas una oportunidad. Haz que todo el mundo te conozca. Lee Dos Grados: Networking de Sonia Fernandez

3. Ten una mentalidad de YO

Empieza hoy mismo, piensa en ti mismo como el Director General de tu propia empresa de servicios. Si eres un empleado, piensa en tu empleador como tu mejor cliente (por ahora).

4. Descubre aquello que te hace sobresalir.

Haz una lista de tus habilidades personales y profesionales en que destacas. Dedica bastante tiempo a ello. Llena un par de paginas de tu diario. Luego redúcelo a un número de entre dos y cuatro elementos en que tu sepas que estás al 125%. Invéntate un símbolo o pega un cartel que te lo recuerde a ti mismo.

5. Se el mejor en lo tuyo

No seas solo competente; el mundo está lleno de parados y potenciales parados competentes. A medida que se produce la revolución de los “ejecutivos de cuello blanco” a nuestro alrededor, pronto habrá muchos más de ellos.


En lugar de ser competente se el mejor. Inventa algo nuevo en tu campo. Haz algo que nadie más haga. Abre nuevos caminos.
Los mejores siempre hacen más dinero y nunca les falta trabajo.

6. Consigue un trabajo que merezca la pena.

Si el trabajo que haces ni te va ni te viene, olvídalo. O cambia tu forma de pensar sobre lo que tu haces de modo que te importe. O haz cambios drásticos, un giro de 180º en lo que haces y como lo haces hasta que te importe.

7. Se muy crítico con quien trabajes.

Tu marca es solo tan interesante/innovadora/estimulantes como lo son tus clientes. Consigue que tus clientes o quien te contrate sean interesantes/innovadores/estimulantes.

8. Promete poco, sobrepasa las expectativas.

Nunca sobresaldrás si prometes mucho y ofreces poco, todo el mundo lo hace ya. ¿por qué no haces que sea mas fácil impresionar a los demás? Si siempre das el doble de lo que prometiste, entonces tu reputación crecerá.

 Beneficios del personal branding

Si quieres sobresalir en este mundo tan globalizado, tienes que hacer las cosas diferentes.

Cuando estás buscando trabajo, tu C.V. estará apilado junto con otros cientos o miles. Ahora es cuando te preguntas: ¿qué te hace especial?, ¿qué haces para que la gente se voltee hacia ti?

Existen muchos ejemplos de como una buena estrategia de marca personal puede diferenciarte de la competencia, e incluso ser un persona influyente en tu ramo: Steve Jobs (Presidente ejecutivo de Apple), Richard Branson (Presidente de Virgin Group), Larry Page (CEO de Google), por mencionar algunos. ¿La mejor estrategia? trabajar todos los días en construir una marca personal siendo fieles a nuestros valores, ideas y habilidades, en todos los aspectos de nuestra vida.

Hagamos un ejercicio. Analisémos nuestra personalidad, ¿quiénes somos?, ¿qué queremos conseguir?, ¿en qué nos queremos enfocar?, ¿cuál es nuestro valor agregado?

Hacer tu marca personal no te dará frutos al instante, es un proceso a mediano plazo en el cual tendrás que invertir mucha creatividad. siempre es bueno tener tus objetivos muy claros.

Ten tus objetivos muy claros

Seleccionar e investigar acerca de los medios o canales en los cuales quieres tener presencia, y las herramientas social media que te ayudarán a lograrlo, te harán la vida más sencilla.

Comunicarse es necesario

Asiste a eventos, congresos y ferias, de tu ramo profesional; haz networking y relaciónate con gente influyente de tu sector.

¿Cuáles son los beneficios de tener tu marca personal?

Sobresalir ante tu competencia siempre es bueno al momento de buscar un producto o servicio.

Generarás prestigio en el medio en que te desenvuelves y eso te llevará a ser un persona influyente en tu campo de trabajo.

Llegarán nuevos clientes, seguidores e incluso gente que deseara colaborar contigo.

Irás un paso adelante de tu competencia ante un empleo o cliente nuevo.

Conclusión

Una vez que conoces todo aquello que puedes aportar a una institución y que buscaste tu nombre para investigar la imagen que reciben los reclutadores, es hora de hacer algunos cambios.

Si tienes oportunidad y te gusta escribir, un blog profesional te abrirá muchas puertas cuando busques empleo. Puedes empezar escribiendo sobre aquellos temas en los cuales eres experta y poner la dirección de dicho blog en tu currículum; acompaña esa página con una foto con ropa formal y recuerda que es muy importante que todo su contenido sea original y de tu autoría.

Empieza a utilizar una red social profesional, en ella también debes incluir una fotografía formal, actualizar los datos de tu experiencia, conocimientos y habilidades.

Contacta y añade personas con tus mismos intereses y en cuanto sea posible, envía solicitudes a los reclutadores de las empresas donde te interesa trabajar, muchos de ellos están buscando personas como tú, que puedan aportar beneficios a sus organizaciones.