El copywriting es la ciencia de la buena redacción compaginada con el arte de la persuasión, esta consiste en  redactar textos que influyan en una audiencia para lograr que realicen una acción determinada. El texto escrito, el cual posee como objetivo ser publicado o reproducido en múltiples formatos (online u offline), al utilizar la ciencia antes mencionada intentan atraer a clientes. 

Cómo objetivo central, la escritura persuasiva se destaca por conseguir vender un producto o servicio a un público objetivo. Un ejemplo sería los anuncios de periódico. Ahora con el avance de la tecnología el Copywriting se utilizará para que los lectores y cualquier audiencia realice una variedad de actividades como:

  • Abrir un email 
  • Dar click en un enlace
  • Dar «me gusta» a un post
  • Realizar una donación

Para realizar cada una de estas acciones el usuario debe encontrarse en una actividad activa y consciente. Por ende los textos utilizados son clave primordial para persuadir e incentivar al cliente ideal para ejecutar dichas acciones. Existen varios tipos de redacción utilizados para llegar un público específico, dependiendo del objetivo de la empresa se debe evaluar cada uno de ellos. Estos son:

Vende suavemente a través de los textos persuasivos, fomenta una redacción más personal ajustando la temática del texto en «no solo vender», creando comparaciones de los beneficios de adquirir el producto que representas a diferencia de la competencia sin llegar al uso grotesco de beneficios inexistentes o ganancias no reales. 

Este se define por ser la antítesis del Copywriting utilizado en la televisión. En contraste, este tipo de redacción se utiliza para enfocar el contenido de inmediato, dicho texto funciona para inspirar a los compradores a cumplir una acción al instante de finalizar la lectura.

La redacción para correos electrónicos o emails ha ido evolucionando con el pasar de los años, de acuerdo al cambio se deben tomar estrategias específicas para la redacción. Utilizando características como la alineación entre el body (cuerpo de texto) y el asunto del mensaje, crea llamados de atención que generen interés en los usuarios y a su vez establece una relevancia en cada mensaje que se envié para promocionar un producto/servicio.

Estas son características necesarias a la hora de redactar tanto online como offline de manera de llegar a interactuar, persuadir y convencer al público de adquirir o tomar una acción específica.

 ¿Deseas adquirir más herramientas acerca de este tema?  Instituto Internet  te ofrece el Curso de Copywriting

Comunícate con nosotros...
Powered by