La aparición del COVID-19 ha incrementado de forma importante el teletrabajo, trabajo desde casa o home office, como prefieras llamarlo. Tomando ésto en consideración, a continuación algunas recomendaciones para quienes son nuevos, o no tanto, con esta modalidad   

  1. Organiza una rutina como si fueras a la oficina: Lo primordial es poseer un horario de trabajo fijo. Esto va acompañado de una organización mediante el uso de calendario (Calendario Google) y listas de actividades (Task Google) que te permitan observar y evaluar las actividades que estás realizando.

 

  1. Deja atrás el pijama: Aunque te encuentres trabajando desde casa, debes tener en cuenta que para crear un hábito o rutina laboral debes cumplir parámetros que utilizarías al asistir a una oficina tales como: cambiarte de ropa, bañarte, cepillarte y arreglarte como irías a una oficina.

 

  1. Espacio de trabajo: Para mejorar la productividad debes crear tu zona de trabajo, alejado de tu habitación. Esta zona debe ser cómoda para ti y que se parezca lo más posible a la oficina de tus sueños, es decir, debes crear el ambiente más idóneo para ti.

 

 

  1. Reuniones laborales virtuales: Aunque el trabajo en casa suele sentirse solitario puedes cambiar dicho paradigma manteniendo conferencias laborales con tus pares y/o jefes de manera de mantener comunicación y así supervisar el progreso de los proyectos. Para esto, puedes utilizar aplicaciones como HangOut, Zoom.Us, Slack, Skype e incluso puedes utilizar video llamadas de WhatsApp.

 

  1. Continúa formándote: El mundo cambia diariamente y se actualiza casi cada minuto. Por eso las personas que desean empezar o continuar trabajando desde casa deben tener en cuenta que la formación es primordial y que si se puede trabajar de manera remota también se puede estudiar. Recuerda que el conocimiento es tu ventaja competitiva.

 

                

Comunícate con nosotros...